Guiacat
Racó D'En Binu
8310 Av. Puig i Cadafalch, 14
-
Precio medio
-
Precio menú
NO
Comida a domicilio
NO
Comida para llevar
...
Leer más
Comida

 

Tags

 

OPINIONES

 

Miguel S

star image star image star image star image star image       Hace 1 mes

Caracoles, rodaballo, souflé, todo muy bueno. Precio para ocasiones especiales

Mikemat7

star image star image star image star image star image       Hace 1 mes

Muy buena experiencia. Trato familiar. Platos tradicionales muy bien cocinados!

Pere Plana

star image star image star image star image       Hace 2 meses

Hace unos meses leí un artículo del restaurante Racó d’en Binu y recordé que lo visité en 3 o 4 ocasiones en los ochenta, hace solo 35 años o más. En aquellos tiempos era un restaurante referente de la cocina francesa, de un estilo de cocina que hoy es difícil de encontrar al menos en mi entorno y en los restaurantes que visito y que tuvo su reconocimiento con 2 estrellas Michelin si no estoy equivocado. Será porque han cambiado los estilos y las tendencias gastronómicas en la actualidad. Pero lo cierto es que el artículo que leí me llamó la atención y me hizo gracia volver. Llamamos para reservar una cena entre semana y tuvimos algunas dificultades porque nos decían que estaba lleno. Finalmente encontramos día y éramos 2 mesas, una de 4 y la nuestra de 2. Nos quedó la duda de posibles dificultades en reservas de noche entre semana. El comedor me pareció el mismo que en mis anteriores visitas. Es atendido por la propietaria, un teórico maitre y una camarera. Estos 2 últimos no parecen ser profesionales con mucha experiencia en el sector. Tienen la opción carta, con platos emblemáticos de la cocina afrancesada de antaño a precios altos (los segundos están por encima de los 30€) y 2 menús, el degustación y el 50 aniversario, ambos sobre los 90€ más IVA, uno con cava y el otro con las bebidas no incluidas. Nos decantamos por el menú 50 aniversario y nos dicen que solo es por encargo, lo que no nos avanzaron al hacer la reserva. Escogimos el degustación, con 4 entrantes, un pescado, una carne y 2 postres. Nos trajeron unos aperitivos, un hojaldre de sobrasada y unas mini tostas holandesas. Los entrantes un foie de la casa, una ensalada de langostinos, un hojaldre con pimientos rojos y el famoso gratinado de erizos. En general bien los 4 con un buen hojaldre crujiente y muy sabroso el pimiento con la cebolla caramelizada. Una lubina en papillote correcta y el filete Francesc tierno y en su punto. Los postres, un soufflé de naranja glacé muy bueno y una tarta de hojaldre rellena de crema, en lugar del pastel de manzana que indicaba el menú. Como resumen, en primer lugar volví a recuerdos de muchos años atrás, en un estilo de cocina que tenía ciertamente olvidado y, que pienso, no es el predominante en estos momentos. Prefiero una cocina más fresca, más sencilla, con menos participación de mantequillas y cremas de leche. En segundo lugar debe reconocer el dominio de los hojaldres y de algunos platos como el soufflé o el crep Suzette que Francina prepara delante de los comensales. Y en tercer lugar un lugar ideal para nostálgicos de la cocina de los ochenta con propuestas muy difíciles de encontrar actualmente y con precios algo elevados.

Manel

star image star image       Hace 4 meses

Un robo a mano armada El plato mas barato 28 euros El precio que pagas no corresponde con lo servido Una decepción

emilio guijarro garzón

star image star image star image star image star image       Hace un año

Es un restaurant en el que te envuelve hacia hace 40 años con su comida tradicional elaborada como cualquier restaurant de dos estrellas michelín que ya en su día las tubo. Personal muy agradable.