Guiacat
Restaurant La Bota
17800 Avinguda sant joan de les abadesses, 15
15€ - 25€
Precio medio
12€
Precio menú
NO
Comida a domicilio
Comida para llevar
A 300 metros del Volcán Montsacopa, de visita recomendada, se encuentra el restaurante La Bota. Comedor con chimenea de lunes a jueves cenas por encargo, excepto vísperas y festivos. Fiestas de Navidad y fin de año abierto todos los días. Motos y bicicletas vigiladas en el aparcamiento. Mención de honor de Sanida...

A 300 metros del Volcán Montsacopa, de visita recomendada, se encuentra el restaurante La Bota. Comedor con chimenea de lunes a jueves cenas por encargo, excepto vísperas y festivos.

Fiestas de Navidad y fin de año abierto todos los días. Motos y bicicletas vigiladas en el aparcamiento. Mención de honor de Sanidad y Medio Ambiente de las Pymes 2001.

Por la noche ven a tomar una copa y jugar al futbolín y dardos.

Opción de hacer reserva para tener el restaurante privado para ustedes (mínimo 20 personas).

Leer más
Servicios

 

  • Cenar a medianoche
  • Hilo musical
  • Tarjeta de crédito
  • Televisión
  • Zona niños
  • Abierto en navidad
  • Menú para grupos
  • Calefacción
  • Acepta reservas
  • Salones privados
  • Copas / Cócteles
  • Admite animales
  • Bar
  • Comida para celíacos
  • Abierto en domingo
  • Abierto en agosto
Horarios

 

  Desayuno Comida Cena
Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
Domingo

De 9:30 a 17:30 y viernes, sábados y domingos abierto hasta las 3:00. El resto de noches abierto con reserva. 

OPINIONES

 

Los Silencios de Elan (elnaufragoelan)

star image star image star image star image       Hace 5 meses

La comida muy buena con entrante de tortilla con aceite de trufa negro, miel y salmón ahumado. Patatas rellenas y barbacoa. Menús de 25, 30 y 35 euros. Menús cerrados sin posibilidad de elegir platos sueltos. Es cierto que la cantidad es buena pero creo que los precios son elevados.

XiakoU2

star image star image star image star image star image       Hace 6 meses

Toda una MUY agradable sorpresa! Al llegar al restaurante, no te esperas lo que vas a encontrar cuando bajas al sótano (que es donde se encuentra realmente restaurante, cocina, etc..). Es como un viaje al pasado, a lo tradicional. Un amplio salón, muy grande y con muchísima decoración de antiguedades, historias, una tele de tubo encendida, un calorcito agradable que desprende una estufa antigua y a su vez la gran parrilla del fondo. Una vez que te has enamorado del sitio, cuando te atienden, ya te enamoran del todo. Trato muy familiar y extremadamente amable y cariñoso de forma constante. Muchísima atención en todos los detalles, te explican todo muy bien y se preocupan de que siempre uno se sienta "como cuando vas a comer a casa de tu yaya" (decía Dolors, la dueña). Tony, al fuego, preparando las carnes, le encanta hablar con los comensales, contar sus historias, chistes, hacer reir a los niños... Uno realmente se siente como en casa. Y la comida... deliciosa. Todo muy casero. La carne te la hacen a tu gusto, se nota que es de mucha calidad. Mi novia y yo pedimos el menú de 30€/pers (Hay menús de 20, 30 y 35€/pers) que de entrante incluía unas Patatas a lo Olot, deliciosas, rellenas de foi y atún. De segundo una ensalada de monchetas pasadas por la brasa y con especias y menta y una par de trozos de tocino a la brasa, impresionante. Los postres muy buena presentación y sabor y el café que me pedí, delicioso. En fin, un lugar al que venir sin prisas, con hambre, un lugar donde descansar del ajetreo de la ciudad y donde te sientes arropado desde que llegas y donde se come muy muy bien. De seguro que vamos a volver más de una vez. P.D.: Si vienes aqui pensando que es como ir al Abac de Jordi Cruz, o al Mc Donalds o al Kebab de tu barrio.. mejor no vengas. Aquí se viene a disfrutar y dejarse llevar y atender sin pretensiones.

Adela Tejedor

star image star image star image star image       Hace 8 meses

Una especial sorpresa, desde su entrada al restaurante como su atención. La comida riquísima y todo de primera, con muy buenos precios, atendido por los dueños lo hace súper cálido acompañado de un entorno fuera de lo común, si queremos comer bien en Olot volveremos

Adriana Gaspar Solanas

star image star image star image star image star image       Hace 9 meses

Esta es una casa tal y como uno entiende que te den de comer en casa. Menú abundante, preparado con cariño, trato con confianza y amistoso, entorno acogedor, cada pieza de decoración, única. Menú en fin de semana, con ingredientes naturales y de cercanía, frescos, platos muy MUY abundantes. Tuvimos suerte porque justo se quedaba una mesa, pero para la próxima, reservamos seguro!!

Tamara Rodríguez Araya

star image star image star image star image star image       Hace 10 meses

Lo que más destacaría de este lugar es el personal, fueron encantadores y nos hicieron la velada muy amena y acogedora. Comimos de fábula. Comida casera, de la que te hace tu abuela cuando vas a comer a casa. Maravillosa. Y a un precio estupendo. Para lo que comimos y bebimos fue, incluso, barato. El sitio es super curioso porque parece que estás entrando en el hogar de tus abuelos. Hacen la carne (que tiene una calidad que no t esperas d buena que está) a la brasa, allí mismo. En resumen, que me lo apunto entre los favoritos y volveremos fijo.

Otros restaurantes cercanos