Guiacat
Restaurant Can Jordi
17868 Carrer Avall, 2
15€ - 25€
Precio medio
-
Precio menú
NO
Comida a domicilio
Comida para llevar
Situado en el Pirineo Oriental, bajo la Costabona, en medio d'Espinavell encontramos el restaurante Can Jordi.Can Jordi es un pequeño restaurante regentado per Eva y Àngel que ofrecen una cocina casera, con productos de la zona que combina con grandes ideas y pasión para llevar a la mesa los mejores platos.Los productos que uti...

Situado en el Pirineo Oriental, bajo la Costabona, en medio d'Espinavell encontramos el restaurante Can Jordi.

Can Jordi es un pequeño restaurante regentado per Eva y Àngel que ofrecen una cocina casera, con productos de la zona que combina con grandes ideas y pasión para llevar a la mesa los mejores platos.

Los productos que utiliza son muy próximos y su especialidad es el potro: eso no quiere decir, pero, que no se usen otros ingredientes para acabar de redondear una carta que se modifica cada estación.

Con este toque de innovación se combinan platos medievales, que incorporan la fruta a la cazuela; cocina de subsistencia, que recoge la tradición de la montaña; cocina mediterránea, con sabores de todas las ribas; cocina de temporada, que nos da los aromas de cada estación, y técnicas para cocinar y conservar alimentos de todos los tiempos.

El restaurante abre de viernes a domingo y los festivos. Sirven desayuno, almuerzo y merienda.

Leer más
Servicios

 

  • Tarjeta de crédito
  • Terraza o jardín
  • Zona niños
  • Wifi
  • Menú para grupos
  • Calefacción
  • Acepta reservas
  • Salones privados
  • Reservas por email
  • Copas / Cócteles
  • Bar
  • Comida para celíacos
  • Menú para niños
  • Abierto en domingo
  • Abierto en agosto
Horarios

 

  Desayuno Comida Cena
Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
Domingo

Agosto abierto cada día, excepto los martes. El resto del año abierto fines de semana y festivos.

Abierto de 10:00 h a 18:00 h los viernes, sábados y domingos.

OPINIONES

 

Alba R.

star image star image star image star image star image       Hace 7 meses

Si has llegado a este restaurante buscando buena comida, deja de buscar. ESTE ES TU SITIO. Platos de calidad excelente, sabrosos y bien preparados. El servicio fue inmejorable. Eso sí, llama antes para reservar porque sólo tienen 5 mesas. No te arrepentirás

Kei A

star image star image star image star image star image       Hace un año

Pequeño y acogedor, con unas vistas maravillosas y en un entorno inigualable. En veranos es mejor reservar ya que va mucha gente a comer su deliciosa comida. Precios muy correctos, productos de calidad, cocina de montaña y sobretodo la carne de potro, recomiendo el arroz,el estofado, el carpaccio y la falda de potro, postres también exquisitos y el servicio un 10! Hemos disfrutado muchísimo! Gracias

Sergi (Sergipear)

star image star image star image       Hace 2 años

Como aún era temprano decidimos tomar un aperitivo en la terraza mientras esperamos que la mesa estuviera lista. El restaurante es muy pequeñito y si quereis venir es aconsejable reservar. Empezamos compartiendo unas croquetas de cocido (buenas de sabor aunque el rebozado un poco grueso, la mermelada de pimiento muy buena) y buñuelos de bacalao (bien aunque la salsa de tomate era demasiado líquida) De segundos, la butifarra (bastante buena, bien acompañada con verduras) y la falda de potro cocinada a baja temperatura (muy tierna y melosa, buena recomendación) Terminamos pidiendo 2 raciones de buñuelos rellenos de crema. El plato en si fue bastante desastroso. La crema era totalmente líquida e insípida y el buñuelo también era soso, le faltaba azúcar. A parte de ser un desastre, como era fuera de carta, la ración de 5 buñuelos costaba 6€ (1,20€ cada buñuelo) En general, la experiencia estuvo bien, nos atendieron de forma muy agradable en todo momento pero si que es verdad que los precios son un poco elevados y que la carne de potro es muy protagonista en la carta, con lo bueno y malo que esto conlleva.

Carlos Galera Sevilla

star image star image star image star image star image       Hace 5 años

Comida excepcional. La carne cocinada al punto y muy melosa. Trato cercano y agradable. La única pega, si es que se puede considerar así, es que las mesas están muy pegadas entre ellas.

Alex Soler de Ferrater

star image star image star image star image star image       Hace 6 años

Al lado de la Iglesia de Espinavell se encuentra este restaurante con magníficas vistas al valle. Desde el exterior no destaca, y el interior es sencillo, con bancos y mesas de madera y algo oscuro. Es también un pequeño colmado con productos de primera necesidad y otros productos de la zona. Donde destaca es en su comida. Disponen de productos de proximidad, desde quesos hasta carne, a remarcar el potro, la estrella de la carta. No deja de ser cocina tradicional, pero con un toque moderno y un sabor excelente. El arroz de montaña de primero fue excepcional y la falda o las costillas de potro de cine. Se completa algunos postres lácteos de productores de la zona. Muy recomendable el vino tinto de la casa, bien de precio y sorprendentemente bueno. El personal fue agradable, preguntando en todo momento si estaba todo bien. Lo único que se puede decir es que son algo lentos, pero viendo el nivel de los platos y que sólo tienen una cocinera se comprende. Por último, comentar que el precio es muy correcto. Comimos 7 personas, con agua, vino, postres, café y pan por unos 160€.

Otros restaurantes cercanos