Guiacat
Restaurant B-12
17004 Plaça del vi, 11
5€ - 15€
Precio medio
12.5€
Precio menú
NO
Comida a domicilio
NO
Comida para llevar
B-12 es un bar restaurante acogedor y tranquilo, completamente vegano, vegetariano y ecológico, muy conocido por la extensa oferta de cerveza artesana catalana que tiene, y es que su carta de cervezas contiene más de 32 referencias distintas. Es importante precisar que la cerveza artesanal se diferencia de la industrial por el hecho d...

B-12 es un bar restaurante acogedor y tranquilo, completamente vegano, vegetariano y ecológico, muy conocido por la extensa oferta de cerveza artesana catalana que tiene, y es que su carta de cervezas contiene más de 32 referencias distintas. Es importante precisar que la cerveza artesanal se diferencia de la industrial por el hecho de no haber sido filtrada ni pasteurizada y porque el gas que contiene es el propio de haber hecho una segunda fermentación dentro de la botella. Si precisamente sois veganos o vegetarianos, o sencillamente queréis comer platos nuevos y ampliar horizontes probando nuevos ingredientes, este es vuestro restaurante.

B-12 se caracteriza por ser activo, comprometido y de ideales sólidos, es por eso que aquí no vais a encontrar productos que no consideran éticos, como por ejemplo todo lo que proviene de marcas como Coca-cola, Pepsi, Schweppes y Nestlé, y otras marcas de licores. Asimismo, periódicamente organizan catas de cervezas artesanales y, en Navidad, una quina con regalos muy útiles y originales. El único sonido de ambiente que vais a encontrar en el B-12 es el de la música que suelen poner porque el restaurante no tiene ni televisión ni máquinas tragaperras, así que podréis comer y tomar algo dentro a ritmo de reggae, soul, rock-steady y punk-rock, o bien fuera, disfrutando de la terraza que está situada bajo los arcos de la Plaça del Vi de Gerona. Esta plaza, toda de piedra y rodeada de edificios construidos con el mismo material, es una de las entradas al Barri Vell de la ciudad, el casco antiguo, por donde es muy agradable pasear e impregnarse de la historia que aun se respira en el ambiente. La catedral de la ciudad, la iglesia de Sant Fèlix y la antigua judería, son algunos de los muchos y encantadores rincones de esta magnífica ciudad.

También es muy importante destacar que B-12 tiene capacidad para acoger hasta 40 personas. Además si sois un grupo de mínimo 6 personas pueden abrir para vosotros cualquier día y os harán un menú a precio cerrado. Qué os parece, ¿os animáis a visitarles?

Leer más
Servicios

 

  • Hilo musical
  • Tarjeta de crédito
  • Terraza o jardín
  • Wifi
  • Menú para grupos
  • Calefacción
  • Aire acondicionado
  • Salones privados
  • Copas / Cócteles
  • Bar
  • Carta en inglés
  • Comida para celíacos
  • Abierto en agosto
Horarios

 

  Desayuno Comida Cena
Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
Domingo

Abierto de lunes a viernes para desayunar y comer.

Abierto para cenas jueves y viernes.

OPINIONES

 

Andrea Lengyelova

star image star image star image star image star image       Hace 2 meses

El tiempo de espera era un poco elevado pero el camarero nos aviso al principio que tendremos que esperar mínimo media hora. Comimos tres menus y hemos escogido todos platos diferentes para probar un poco de todo. La comida es realmente buena asi que recomiendo!!

- Barjeiter -

star image star image star image       Hace 8 meses

COMIDA VEGANA PARA CICLISTAS INQUIETOS. B12 Bar Vegà es un restaurante de la mítica Plaça del Vi del casco històrico de Girona. Se encuentra en la planta baja de un conjunto de edificios históricos todos ellos destinados al comercio local. Es un bar gastronómico. Arquitectónicamente hablando, no hay demasiado a destacar, excepto el edificio dónde se ubica. Una construcción de siglos pasados levantada sobre arcadas de piedra formando un porche precioso, que alberga la terraza de dicho bar. El interior del establecimiento, una mezcla de estilos arquitectónicos todos ellos inconexos, que no afecta para nada la calidad del lugar. Ofrecen platillos, tapas, hamburguesas y menús. Su abanico es tan amplio gracias a la disponibilidad que ofrece la pequeña gran ciudad de Girona. Me decanté por el menú, ya que me pareció muy correcto el precio teniendo en cuenta varios factores. Dos precios: 13,50 euros menú estándar y 15,00 euros menú con cerveza artesana. Disponen de más de 80 cervezas artesanas. Pedí una cerveza sin alcohol, artesana, de Castellón. Bastante aromática: mango, papaya, pomelo… muy cremosa, gracias a las levaduras existentes en la botella. Suave. Algo negativo, el exceso de levaduras se hacían desagradables en boca y se desperdicia un 20% de la cerveza. De primero, pedí unas patatas cocidas rellenas de crema de anacardos, cúrcuma y eneldo, con una salsa blanca por encima, todo muy rico. Sabores sencillos y delicados, un plato de fácil ejecución pero resultante. Para mi gusto, le faltaba temperatura, estaba demasiado frío. De segundo, pedí la lasaña de tofu y seitán. Sin duda el mejor plato. Muy equilibrado, intenso en aromas, sensación táctil muy agradable… El postre el plato menos sorprendente y de menor calidad. Un carrot cake de nombre, alma de brownie y aspecto de bizcocho. Muy básico de sabor, empalagoso e inacabado de cocción. Un menú de 15 euros con cerveza artesana incluida, en el centro de Girona, en un entorno inmejorable en vísperas de festivo, no está mal. El trato del personal excelente. No le he puesto las 4 estrellas debido a la tardanza en tomar nota, servir los platos, cobrar, etc. El número de comensales está excedido respecto a la capacidad de la cocina y/o el personal. Es la segunda vez que vengo y la primera, hace años, experimenté exactamente lo mismo. Además, los platos son de una sencillez palpable, así como la cantidad, extremadamente justa. No obstante, si pasáis por Girona, os lo recomiendo, acabaréis satisfechos en líneas generales. Si vuelvo a Girona, que así será, volveré.

Olga Berrios

star image star image star image star image star image       Hace un año

Genial sitio con menú por unos 13 y pico euros en lugar precioso. Fuimos 2 veces. Probamos de primero las bolas de tempeh, el tofu y la ensalada. Recomiendo sobre todo las bolas de tempeh. De segundo, probamos la hamburguesa, la pasta rellena de espinacas y el plato del día. Todos estupendos, especialmente la hamburguesa. Va sin pan, pero mejor para apreciar el sabor. De postre, también todo rico: helado de mango, tarta de Santiago o brownie. Tiene terraza a la sombra, bajo un soportal. El local es pequeño, quizá la música demasiado alta.

Antonio Jabang

star image star image star image star image       Hace un año

Un sitio bien ubicado, bien decorado y lo mejor de todo: 100% vegano. Estaba todo muy bueno excepto los nachos que nos dejaron un poco fríos. La atención por parte del personal fue aceptable. Tienen variedad de tapas para combinar con las hamburguesas que tienen en carta. Un buen sitio para ir a picar algo vegano a un precio más que justo.

Fede Leao

star image star image star image star image       Hace un año

Primera vez en un restaurante vegano, y me ha sorprendido gratamente el menú. Platos con sabor, de calidad, y una cantidad correcta (aunque quizás a quién le guste una buena ración le parezca escaso) Tienen cervezas artesanales, una gran variedad locales. Los camareros atentos, a pesar de ellos mismos prevenirte de que el menú es vegano... Lo único malo, o muy malo, es la espera desde que te sientas hasta que comienzas a comer. La cocina es muy lenta, esperas y esperas, tienes hambre y sigues esperando. Y es por eso que no le doy 5 estrellas, y por el mismo motivo tampoco volveré, la espera me ha dejado una mala sensación.

Otros restaurantes cercanos